Recetario
Descubre las recetas que te harán disfrutar mucho más de la endibia, no sólo en ensalada, también a la plancha, cocida, gratinada,... Sigue los sencillos pasos y sorprendete de todo lo que se puede hacer con este producto tan rico y saludable. Podrás descargártelas, imprimirlas o enviárselas a tus amigos.

Crema de endibias con langostinos al Amaretto

Crema de endibias con langostinos al Amaretto

Endibias con salmón ahumado

Endibias con salmón ahumado

Endibias en ensalada con langostinos

Endibias en ensalada con langostinos

Tarta de endibias

Tarta de endibias

Gratén de endibias

Gratén de endibias

Merluza con endibias y uvas

Merluza con endibias y uvas

Endibias con pasas y piñones

Endibias con pasas y piñones

Endibias con bacon y queso Cheddar

Endibias con bacon y queso Cheddar

Endibias a la plancha con jamón y pisto

Endibias a la plancha con jamón y pisto

Endibias: La verdura perfecta
Humildemente me considero un pionero, un precursor del uso de esta hortaliza en la gastronomía, pero sobre todo soy un amante de las hojas de esta planta herbácea de sabor amargo y de textura firme y sedosa. Desde hace más de sesenta años vengo utilizando y cocinando endibias de mil maneras diferentes. Y lo que he descubierto en todo este tiempo es un producto amable, lleno de matices y sabores, compendio de virtudes culinarias y propiedades beneficiosas para nuestro organismo (aperitivas, febrífugas y estomacales).

No es mi intención dar una conferencia erudita sobre sus cualidades ni hablar “ex cátedra” sobre su taxonomía o su etimología. Mi intención es la de trasmitirles mi humilde experiencia como autodidacta y mis conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo.

La complejidad de la endibia radica sobre todo en la cantidad de sabores asociados que encontramos en ella y que nos recuerdan a otras hortalizas:

El espárrago: los dos de forma alargada y con la punta mas tierna jugosa que el resto.
La alcachofa: con ese peculiar sabor amargo y esa misma estructura de hojas superpuestas.
La acelga: son similares en textura y versátiles en cuanto a presentación y elaboración.
Coliflor y Brócoli: con ese olor de cocción característico que nos retrotrae a la cocina de nuestras abuelas.

Esa complejidad la encontramos también en el recetario tradicional en el que la endibia es la reina de las hortalizas. La encontramos en cremas frías o calientes, ensaladas (con fresas, con aguacate y anchoas, con salmón ahumado y queso fresco…), como guarnición, como plato principal…
Enváselas al vacío, cuézalas al vapor a 90 grados durante 20 minutos y las tendrá siempre perfectas y a su disposición para una guarnición inmejorable. ¿La ha probado en mermelada? Sencillamente le sorprenderá acompañando a un foie o a un queso azul tipo Cabrales o Stilton.

Pero se ha preguntado por qué es la verdura perfecta. En primer lugar porque está disponible todo el año, sin fluctuación de precios y con una calidad constante. En segundo lugar porque la encontramos en las grandes superficies, en las tiendas delicatessen, en la frutería del barrio y en el colmado cerca de casa. La encontramos también en la restauración y hostelería, en las colectividades, en los buffet, en la barbacoa de los domingos y en los restaurantes con estrella. Además la pueden comer los vegetarianos, los celiacos, los musulmanes, los judíos, los hindúes, los que padecen del riñón, los que están a régimen, los ancianos, los niños, las embarazadas, los parados y los políticos.

Poco podía imaginarse aquel granjero belga de 1850 que por casualidad descubrió las endibias, que esta hortaliza se iba a convertir en todo un icono de la gastronomía mundial y que en el siglo XXI se iban a consumir miles de toneladas de esta verdura cardiosaludable y sabrosa como la que más.

Es por ello, desde estas páginas, que les invito y exhorto a convertirse en auténticos ENDIBIEROS.

Muchas gracias y buen provecho.

Gil Martínez Soto,del Restaurante Virrey Palafox de Burgo de Osma (Soria)